Horario de verano y sus repercusiones en los infantes


Recomendaciones para que no sufran tanto este cambio.


En México, dos veces al año pasamos por cambios de horario: el de verano y el de invierno, que consisten en adelantar y retrasar una hora nuestros relojes, respectivamente.

Esto se efectúa desde 1996 con la finalidad de aprovechar más la luz natural y ahorrar energía eléctrica. Se lleva a cabo en la mayor parte del país, con excepción de localidades de la frontera norte de México, como municipios de Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. En estas demarcaciones el cambio se adapta de manera que el horario local no se desfase con los horarios vigentes de Estados Unidos.

Aunque los primeros días suelen desconcertarnos, o desequilibrar nuestras rutinas hasta que nos adecuamos al horario nuevo, lo cierto es que la mayor parte de los adultos mexicanos no presentan mayor problema ante este cambio. Desafortunadamente, no sucede así con los niños ni los ancianos.

Se sabe que los niños y los adultos de la tercera edad son más vulnerables ante estos cambios y al reacomodo de sus horarios. El enfrentarse a un cambio en su rutina como éste, afecta principalmente procesos como la hora de comer o la hora de dormir, lo que puede causar un descontrol en su organismo y posibles complicaciones en su salud.

Por ejemplo, si un infante come alrededor de las dos de la tarde, al llegar los cambios de horario debe hacerlo una hora antes o una después, lo que podría afectar su metabolismo. En el caso de los ancianos puede suceder lo mismo, sobre todo en aquellos que padecen diabetes o hipertensión, por lo que es importante prestar atención a sus horas de comida para evitar descompensaciones.

Lo más recomendable ante los cambios de horario, es que las transiciones en la rutina se hagan de manera paulatina, ya sea antes o después del cambio, para que el reacomodo de nuestras actividades se logre en algunas semanas. Consideremos que al cabo de unos meses se cambiará nuevamente de horario, por lo que es importante trabajar en esa adaptación.