Los deportes olímpicos más recomendados para los infantes



El deporte es escencial para el sano desarrollo de los infantes.


Como es bien sabido, el llevar una vida físicamente activa, especialmente realizando deportes periódicamente, es una de las mejores maneras para estar saludable. Cuando somos adultos esto se vuelve un poco complicado por las presiones y exigencias tanto laborales como familiares, sobre todo de tiempo. Esto se vuelve más difícil si desde pequeños no tuvimos el hábito de realizar algún deporte, por lo cual es importante sembrar este hábito en nuestros hijos o pacientes.

¿Pero cuáles son las mejores opciones para nuestros infantes? Entre toda la variedad de deportes existentes hay algunos que ayudan a desarrollar aspectos específicos de los niños, además, son deportes olímpicos, por lo que con dedicación y disciplina podrían hacer de estos una profesión a futuro.

Natación

Probablemente el deporte más completo que existe, pues al practicarlo se ejercitan prácticamente todos los músculos además de trabajarse los pulmones y el corazón. Realizado periódicamente provoca una reducción de los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Otra ventaja es que se puede practicar desde los primeros meses de vida y en completa forma desde los tres años.

Waterpolo

Una de las “desventajas” de la natación es que puede sentirse un poco tediosa, si esto le pasa a tus hijos una buena alternativa es el waterpolo. Este deporte contribuye a mejorar la circulación, la capacidad pulmonar, la fuerza muscular además de desarrollar valores sociales como el trabajo en equipo, la convivencia, la sana competencia, entre otros.

Ciclismo

Andar en bicicleta aumenta el equilibrio, la agilidad y la coordinación de los pequeños, de igual manera es una buena herramienta para prevenir el sobrepeso. Si se practica de manera competitiva, a estas ventajas se le sumara el desarrollar fuerza muscular y mejor los sistemas respiratorio y circulatorio, previniendo de esta manera enfermedades cardiovasculares. Además de las ventajas de salud, creará conciencia ecológica y en un futuro podría ayudar a la cartera pues crecerán utilizando la bicicleta en lugar de un auto.

Voleibol

Este popular deporte, sobre todo en su modalidad de playa, puede mejorar sustancialmente habilidades motoras automatizadas como correr, saltar, frenar, entre otras. De igual manera, eleva la resistencia física y aeróbica, pues es un deporte muy explosivo que requiere mucho esfuerzo por periodos relativamente prolongados de tiempo. Al ser un deporte en equipo también ayuda a desarrollar valores sociales como la convivencia, tolerancia, la sana competencia, entre otros.

Al final del día,  no importa cuál deporte practiquen tus hijos e hijas, lo importante es que desarrollen el hábito para crecer saludables física, emocional y mentalmente.