La criptorquidea, un trastorno más grave de lo que parece


Más allá de lo estético, puede derivar en serias consecuencias para la salud.


La criptorquidea es un trastorno que se presenta en los mamíferos machos, y por lo tanto hombres, que consiste en el descenso incompleto de uno o ambos testículos a través del canal inguinal hacia el escroto. El término viene del griego “kriptós” que significa escondido y “orchis” que significa testículo. Este trastorno es el llamado “testículo no descendido”.

Este trastorno es sumamente común pues, según cifras del Hospital para el Niño de la ciudad de Toluca, afecta al 25% de los niños recién nacidos y además de ser una cuestión estética y que puede traer consecuencias psicológicas y emocionales de no ser tratado a una edad temprana puede derivar en cáncer testicular, lo cual es algo mucho más grave.

Este trastorno es muy común tanto en el sector público como en el privado y se puede ver desde el momento del nacimiento del pequeño.  Una vez detectado este trastorno, se recomienda realizar una cirugía para su corrección, de preferencia antes de los dos años de edad, o un tratamiento hormonal.

Las consecuencias de no tratar este trastorno pasan por varios aspectos, que van desde ser sujetos de acoso y bullyng, –presentando así problemas psicológicos–, hasta esterilidad y cáncer en la edad adulta.

Algunos factores que predisponen a la criptorquidea incluyen el nacimiento prematuro, bajo peso al momento de nacer, embarazos gemelares y exposición a estrógenos de parte de la madre durante el primer trimestre de gestación. Sin embargo, no se sabe con certeza la causa de este trastorno.

En nuestro país existen muchas tradiciones y remedios caseros para todo tipo de enfermedades, sin embargo, “soluciones” como introducir al pequeño en tinas con agua caliente, sobadas, o algún otro son totalmente ineficaces.

Si este trastorno se presenta en algún hijo o algún paciente, no hay que dudar en someterlo a un tratamiento médico para solucionarlo y que tenga una vida 100% plena y sin riesgos de salud futuros.