La talla baja un problema pequeño que puede hacerse grande


La talla baja un problema pequeño que puede hacerse grande


¿Ha notado que su niño o niña son más pequeños de lo normal? ¿Han tenido problemas de bullying por su baja estatura? Podría tratarse simplemente de que sus hijos tienen otro ritmo de crecimiento, pero también podría ser que se estén enfrentando a un problema que les evite crecer adecuadamente conforme a su edad.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición realizada en el 2012 reveló que de cada 100 niños menores de cinco años, 14 de estos presentan talla más baja, lo cual significa cerca de millón y medio de casos. Sin embargo, además de esa encuesta, algunas más recientes refieren que alrededor de ocho millones de niños y adolescentes presentan esta situación.

Aunque existen muchísimos factores que pueden evitar un crecimiento adecuado que aparecen o influyen conforme el niño se desarrollando, la talla baja puede detectarse desde antes de nacer si el feto al estar en el útero no presenta el crecimiento adecuado conforme a las semanas de gestación.

Tener talla baja no es un problema por si mismo, pero este puede ser la causa de problemas psicoemocionales como una baja autoestima o incluso sufrir de bullyng en la escuela o en otros entornos sociales.

Es por lo anterior que actualmente se trata de informar sobre los factores de riesgo de la talla baja en los infantes para realizar un tratamiento desde una edad temprana y pueda crecer a la par del promedio.

Los factores que pueden causar una talla baja son muy variados, estos pueden ir desde una enfermedad directamente ligada con la nutrición como la anemia, o enfermedades de algunos órganos como el riñón. Además de presentar una enfermedad como causa, la principal puede ser un desajuste hormonal, especialmente con la tiroides o la hormona del crecimiento, la cual como su nombre lo dice es la que se encarga del sano desarrollo.

Si este fuera el caso, es importante acudir a un pediatra para valorar debidamente si efectivamente existe un problema de talla baja y sobre todo los factores que lo estén causando para ver de qué manera puede tratarse y solucionarse ese problema, pues la buena noticia es esa, que existen varios tratamientos hormonales que pueden contrarrestar el problema y crecer al tamaño adecuado.

Además del tratamiento que pueda llevarse a cabo, es importante que como padres, madres y pediatras tengamos una buena comunicación con los infantes y reforcemos su autoestima para que ellos no se sientan inferiores a otros niños o niñas.