Las tabletas y smartphones no harán a los infantes más "listos"


Las tabletas y smartphones no harán a los infantes más "listos"


¿Crees que tu pequeño o pequeña es o será más inteligente por manejar tabletas, smartphones o en general hacer uso de este tipo de tecnologías? Si la respuesta es sí, debes saber que estás equivocado y que diversas asociaciones pediátricas en el mundo están en contra del uso de estos gadgets por parte de infantes.

La Asociación de Pediatría Canadiense publicó recientemente una lista de recomendaciones sobre el consumo de medios digitales en infantes. Las mismas tratan diversos aspectos de este tema, desde el  tiempo de consumo de estos aparatos, hasta cuestiones más educativas. Algunas de estas tratan de evitar problemas de aprendizaje, incluso motores, otras van en el sentido de crear una conciencia mayor sobre el mundo en el que se vive y los mensajes que se reciben.

A continuación algunas de las más importantes.

1 – Evitar el consumo de estas tecnologías en menores de dos años.

2 – Para los infantes de entre dos y cincos años no más de una hora al día

3 – Evitar el uso de estos aparatos antes de dormir en menores de cincos años.

4 – Evitar el consumo en jardines de niños.

5 – Evitar el uso de pantallas en horarios de comida

6 – Vigilar siempre el contenido, desde juegos y aplicaciones hasta películas o caricaturas

7 – Proveer contenido principalmente educativo y acorde a la edad de los infantes

8 –  Hablar y cuestionar junto con los infantes los mensajes emitidos en comerciales, películas, series y demás contenidos.

9 – Reemplazar el tiempo en exceso que se dedica a estos aparatos por otro tipo de actividades como lectura, actividades creativas o ejercicio.

10 – Durante los momentos familiares (comidas, cenas, pláticas) apartar y apagar todo tipo de pantallas, evitar que esas se conviertan en un distractor.

Es sumamente importante entender y comprender que antes de los cinco años, los niños y niñas no aprenden mediante el uso de tabletas, smartphones y otros aparatos, sino mediante la interacción con lo real y lo físico así como sus relaciones interpersonales con su familia u otros niños.

Recordemos que estudios han comprobado que más allá de beneficiar, el uso de estos aparatos en infantes menores a los dos años, afecta y retrasa el habla y el lenguaje. Las tabletas y smartphones pueden ser grandes herramientas para un desarrollo sano, pero siempre y cuando se tenga el contenido adecuado a la edad y a las necesidades de cada pequeño y pequeña.

Jamás deben usarse como distractor o como "entretenedor" para que "se estén en paz". Si en su momento escuchamos la frase "la televisión no educa", debemos saber que las tabletas y smartphones tampoco lo hacen, al contrario.

Cuidar y desarrollar adecuadamente a un infante requiere de mucho trabajo, pero está en nuestras manos y es nuestra responsabilidad hacerlo.