Tips para que tus niños y niñas sobrevivan al primer día de clases



Uno de los días más importantes de la vida no debe ser un día triste.


Finalmente ha llegado, la fecha que marcará el inicio de la vida académica de los pequeños y pequeñas está aquí, después de varios años de juegos y aprendizaje del mundo en el núcleo familiar ha llegado la hora de que a los pequeños y pequeñas vayan se les abra un mundo totalmente nuevo. Sí, el primer día de clases por fin llegó.

Mientras que esta fecha puede ser tomada con muchísima emoción, entusiasmo y alegría para muchos niños y niñas, para otros puede ser algo terrible que los llene de miedo, ansiedad y preocupación. Para superar esta etapa lo más rápido posible y que la adaptación sea la adecuada, tenemos unos tips para ti.

Motivación y apoyo

Desde la noche anterior a este gran día el niño o la niña deben sentir todo el apoyo y palabras de aliento de parte de los padres y de toda la familia. Deben saber que este es un gran reto, que es para niños y niñas “grandes” y que ya están listos y tienen lo necesario para afrontarlo. El cariño debe demostrarse más de lo normal en las horas previas para que se tranquilicen y vayan con buen humor al primer día de clases.

No depositar los miedos propios en el niño o la niña

Muchos psiquiatras infantiles afirman que gran parte de los miedos que los niños y niñas sienten es gracias a que su papá o mamá se los ha inculcado de manera indirecta. Si los padres se sienten angustiados, preocupados o temerosos por sus pequeños, estos indudablemente sentirán lo mismo. Esos sentimientos en los padres son comprensibles, sin embargo, debe hacerse lo posible por no mostrarlos a los pequeños.

Hablar de todo lo bueno que la escuela tiene

Si el niño o la niña tienen miedo o preocupación por ir a la escuela es principalmente porque es algo desconocido. Para reducir esto es importante hablarles de todas las experiencias que tendrán, los amigos y amigas que harán, los juegos en los que participarán y todo lo que aprenderán. Incluso es recomendable contarles las propias experiencias, tanto buenas, como malas, estas últimas siempre y cuando incluyan la manera en la que salieron delante de esas malas experiencias.

Acompañarlos siempre

Cuando el primer día de clases llegue, es importante llevarlo directamente a la puerta, es importante hacerle ver al niño o la niña que no están solos, que sus padres están ahí, sin embargo hay que ser estrictos con ellos y no ceder ante llantos o berrinches. Los pequeños deben entender que su tarea es ir a la escuela y que eso no los alejará de sus padres, que son solo unas horas. Para esto también ayuda el hecho de estar en la escuela minutos antes de su hora de salida, para que en cuanto el niño o la niña salgan vean a sus familiares con ellos. Igual aplica si hay hora de recreo en el que puedan llevarle lunch. Estar ahí pero que el niño o la niña entiendan que la escuela es para ellos y no para los padres.

Sin lugar a dudas el primer día de escuela es de los más importantes en la vida de toda persona, y al ser una edad tan vulnerable y frágil es importante ayudarlos a que la pasen por esta etapa para que lo hagan de la mejor manera.

Feliz primer día de clases.