Día Internacional de la Niña, un recordatorio de la lucha por sus derechos

 


Las niñas son uno de los grupos más vulnerables y es responsabilidad de todos que ejerzan sus derechos.


¿Sabías que existe el Día Internacional de la Niña? Probablemente no, pero así es, la Organización de la Naciones Unidas instauró el 11 de octubre como día para celebrar y sobre todo para visibilizar la lucha por los derechos de las niñas así como las metas y objetivos puntuales que año con años se van presentando.

En el mundo existen alrededor de mil cien millones de niñas, las cuales, según la ONU-Mujeres, van a la escuela, ayudan en casa o incluso malamente trabajan en diversos ámbitos. Sin embargo, el gran común denominador de todas ellas es la desigualdad de género que en menor o mayor medida llegan a sufrir.

Si bien los infantes son uno de los grupos más vulnerables, las niñas lo son aún más, pues ellas además se enfrentan a un alto riesgo de sufrir violencia sexual o incluso ser víctimas de trata.

El tema de la conmemoración de este día en el 2017 es “Empoderar a las niñas: antes, durante y después de las crisis". Según la ONU-Mujeres, una adolescente muere cada 10 minutos en el mundo a causa de la violencia. Esta violencia aumenta en las crisis humanitarias, ya sea por guerras, ocupaciones y incluso por desastres naturales.

En estas crisis las niñas en muchos casos sufren violencia física y sexual, además de ser sometidas a la explotación y a la trata. En las crisis las posibilidades de que una niña sufra lo anterior aumentan hasta el 90% sino acceden a una escolarización, pues su futuro e independencia económica en la adultez se ven comprometidos.

El tema de este año podría parecer lejano, pero en países como el nuestro las niñas en muchos casos siguen sufriendo esa desigualdad que las orilla a no estudiar o a incluso ser vendidas. Es tarea de todos denunciar todo caso de desigualdad y discriminación que sufran las niñas, pues su presente y futuro –así como el de la sociedad– está en riesgo.

Como padres, madres, pediatras o incluso docentes, tenemos que empoderar siempre a las niñas para que busquen y ejerzan una igualdad, hacerles ver que tienen los mismos derechos que los niños y estar al pendiente de sus necesidades.

La violencia contra las mujeres y niñas es un hecho en nuestro país que no se puede negar, por lo tanto es imperativo preparar niñas fuertes y libres, así como niños respetuosos de la vida de las personas para que la violencia disminuya.

Las niñas pueden tener muchos sueños para su futuro, y quieran lo que quieran es responsabilidad de todos darles las herramientas para que se conviertan en lo que quieran ser de una manera sana, libre y siempre ejerciendo sus derechos.