La primavera llegó y el horario de verano también


El horario de verano 2018 está aquí, que no te agarre desprevenido.


Seguramente esta mañana del 1 de abril del 2018 te levantaste una hora más tarde de lo usual, eso es porque esta madrugada inició el horario de verano 2018 y se adelantó el reloj una hora.

Este cambio de horario se aplica en México desde 1996 con la finalidad de aprovechar más la luz natural y ahorrar energía eléctrica. Se realiza  en todo el país, sin embargo, en localidades de la frontera norte del país, como municipios de Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, el cambio se adapta de manera que el horario local no se desfase con los horarios vigentes de Estados Unidos.

Los primeros días de este horario de verano suelen desconcertarnos -sobre todo porque nos “quitan” una hora- y desequilibrar nuestras rutinas hasta que nos adecuamos. Sin embargo, lo cierto es que la mayor parte de los adultos no presentan mayor problema ante este cambio, pero desafortunadamente, los niños y ancianos sí tienen mayor dificultar para acostumbrarse.

El enfrentarse a un cambio horario como este afectar su rutina y principalmente procesos como la hora de comer o la hora de dormir, lo que puede causar un descontrol en su organismo y posibles complicaciones en su salud. Si un infante come cerca de las dos de la tarde, con el horario de verano deberá hacerlo una hora antes en la “realidad”, lo que podría afectar su metabolismo. En el caso de los ancianos puede ocurrir lo mismo, especialmente si sufren de enfermedades como la diabetes o hipertensión, por lo anterior es importante prestar atención a sus horas de comida para evitar descompensaciones.

Lo más recomendable ante los cambios de horario, es que las transiciones en la rutina se hagan poco a poco, de manera paulatina, no importa si es antes o después del cambio. La gran ventaja que presenta este 2018 en cuanto al horario de verano, es que se realizó el fin de semana de Pascua, es decir, cuando los niños y niñas están de vacaciones y la mayoría aún tienen otra semana más para adaptarse al cambio antes de volver a clases.

Consideremos que al cabo de unos meses se cambiará nuevamente de horario, por lo que es importante trabajar en esa adaptación.