La lactancia materna ha aumentado en México


En tres años se ha duplicado, y por la salud de los bebes y las madres, tiene que incrementarse aún más.


El pasado sábado 4 de agosto se realizó en el Jardín Botánico del Bosque de Chapultepec la 7ma Fiesta Mexicana de la Lactancia, la cual es organizada por la UNICEF y consultoras de lactancia del país.

Dentro de esta feria, se llevó a cabo un evento llamado The Big Latch On, en el que 142 mujeres en este lugar amamantaron a sus bebés de manera simultanea con mujeres de otros 150 países.

Eventos como este, y la información que cada vez es mayor respecto a los beneficios de la lactancia, tanto para las madres como para sus crías, han contribuido a que lactancia exclusiva se haya duplicado en tres años, pues pasó el 14.1% en el 2015 al 30% en el 2018.

La lactancia exclusiva, también conocida como Lactancia materna en forma exclusiva (LME) es cuando el bebé no ha recibido ningún alimento sólido ni líquido (agua, té y otros) además de la leche materna durante los primeros seis meses de vida.

Hay varios motivos para que el porcentaje no sea mayor. Los tres principales son el incumplimiento del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna, esto quiere decir que la fórmula es ampliamente distribuida y eso hace su consumo más fácil, además de publicidad falsa que hace que las madres den por sentado que estas son un sustituto a la leche materna.

Otra de las razones tiene que ver con el ámbito laboral, pues la licencia por maternidad es solo de 45 días, complicando que esta actividad pueda realizarse, especialmente por la falta de infraestructura en los centros de trabajo o la falta de tiempo.

De igual manera, existen muchos mitos y tabúes sobre la lactancia, sobre todo al hacerlo en espacios públicos, actividad a la que toda madre y su bebé tienen derecho. Es algo completamente natural y toda la sociedad tiene que estar consiente de ello.

La leche materna crea un nivel inmunológico en el bebé que no suele desarrollarse de manera natural hasta los cinco años edad. Cabe mencionar que en los primeros años de vida es cuando el ser humano es más frágil y todo tipo de ayuda, sobre todo natural, es importante para mantener en buen estado de salud a los pequeños.

Pero eso no es todo, la lactancia materna también aporta beneficios a la madre, pues darle leche materna al pequeño ayudar a disminuir la hemorragia post parto, reduce las posibilidades de padecer anemia, ayuda a perder el peso ganado durante el embarazo de una manera más rápida y natural y sobre todo, reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama.