Golpes de calor, más peligrosos de lo que parecen


Tanto en vacaciones como en días normales hay que cuidarse de las altas temperaturas.


Es común escuchar por todos lados que cuidemos nuestra salud con respecto a la exposición al sol, que afecta a nuestra piel por la radiación ultravioleta, pero más directamente la posibilidad del llamado GOLPE DE CALOR. Las vacaciones han terminado, y con ellas los días de playa, albercas y de asolearse, sin embargo, los golpes de calor siguen siendo un asunto que debemos considerar para nuestra salud.

Pero, ¿qué es un golpe de calor?

Se considera golpe de calor cuando la temperatura corporal llega a los 40 grados después de exponerse a la luz solar, directa o indirectamente. Esto ocurre porque se superan los mecanismos que el cuerpo utiliza para la regulación de la temperatura, lo que trae afectación neurológica grave e incluso la muerte.

Podemos encontrar a la persona con mucha sudoración, o peor aún, posteriormente con piel seca y muy roja. Se presenta confusión mental, dolor de cabeza intenso, desorientación, ritmo cardiaco acelerado con pulso débil, convulsiones, y puede llegarse a la pérdida de la conciencia.

Si se presenta el golpe de calor, lo primero que hay que hacerse es retirar a la persona del ambiente en el que se encuentra y llevarlo a una zona fresca o si es posible bañarlo. Si esto no es una opción, hay que bajar su temperatura con paños mojados sobre el cuerpo, darle mucha agua e incluso sueros.

Si hay afectación neurológica como inconsciencia, debe acudirse de  inmediato a un centro de salud, donde debe vigilarse más detalladamente.

Recordemos que los más pequeños, así como las personas de la tercera edad son los más frágiles ante esta situación, por lo que debemos extremar precauciones en esos casos. Estas situaciones pueden darse en la escuela, en el recreo, o si se practica algún deporte bajo el sol.

Podemos prevenir este daño regulando las horas de exposición al aire libre, ya sea por trabajo o diversión, así mismo tomar líquidos abundantes y utilizar algún accesorio como sombrero o gorra.
Los días de sol intenso estarán presentes en los próximos meses, así que a cuidar la salud, sobre todo la de los más pequeños.