El verano, la lluvia y tus defensas



¿Cómo influye el clima en tu salud?


El verano está a solo unos días de comenzar, este hecho seguramente nos hace pensar en sol, calor, vacaciones, descanso, etc. Sin embargo, en México, y sobre todo el área metropolitana de la Ciudad de México, el verano coincide con la época de lluvias, por lo que aumenta considerablemente la humedad y el cambio de clima de calor seco a lluvia persistente puede verse reflejado en la salud. Eso sin mencionar que los pequeños suelen mojarse bajo la lluvia tanto por diversión como porque es imposible evitarlo algunas veces.

Como siempre, los extremos de la vida se ven más vulnerables, pero además de las niños en general, estos cambios afectan a la población de pacientes alérgicos y a los pequeños de guardería y preescolar, en quienes las infecciones respiratorias se propagan con más facilidad y se prolongan más de lo normal.

El sistema inmune es el que se encarga de defendernos de enfermedades, sobre todo de infecciones, es nuestro propio ejército de soldados para todo terreno: algunos luchan en la sangre, otros en las vías respiratorias, o incluso en la piel.

Su función es atacar al enemigo, sea un virus, una bacteria o un alérgeno, que es una sustancia extraña que provoca la alergia. Atacan hasta destruirlo, pero a veces no es suficiente el ejército y se necesitan refuerzos. Estos refuerzos son producidos por nuestro propio cuerpo, o bien los obtenemos por medio de vacunas, o aún mejor, puede indicarlo nuestro médico si lo considera necesario.

Para que el sistema inmune funcione al 100%, es importante una buena alimentación, seguir las indicaciones médicas, ejercicio, descanso, etc. Si alguien de tu familia o tus pequeños parecen enfermarse más de lo normal, consulta con tu médico, sobre todo si alguien es alérgico o asiste a guardería.

Recuerda que la salud es un tesoro muy valioso, y que un profesional es el mejor para orientarte y apoyarte en ese tema.