Todos contra el trabajo infantil


Es labor de todos erradicar el trabajo infantil.


Como pediatras, nos dedicamos a mantener la salud de niños y niñas, desde su nacimiento hasta que dejan de ser adolescentes. Este día hablaremos de algo un poco diferente, pero que a la vez tiene qué ver con su integridad y bienestar, es decir, el trabajo infantil.

Hoy se conmemora el Día mundial contra el trabajo infantil, fecha que instauró la ONU a través de la Organización Internacional del Trabajo en el 2002 para tratar de erradicar las enormes cifras de niños y niñas que alrededor del mundo se les priva de su infancia para que trabajen.

Al día de hoy, la ONU estima una cantidad de 152 millones de víctimas del trabajo infantil, y de estos, casi la mitad, 73 millones, están en situación de trabajo infantil peligroso, es decir, trabajan en los sectores de la agricultura y la industria (manufactura, construcción, etc.).

El 71% de los niños y niñas víctimas del trabajo infantil son ocupados en la agricultura, pesca, ganadería y silvicultura, tanto comercial como de subsistencia. Por otro lado, el 17% lo hace en el sector de servicios y un 12% en el sector industrial, sobre todo la minería.

El grupo de edad más afectado es a la vez el de los más vulnerables, pues los niños y niñas de entre 5 y 11 años representan casi el 50%. Los que tienen entre 12 y 14 ocupan el 28% y los de 15 a 17 ocupan un 24%.

Cabe mencionar que esto es muy diferente a que nuestros pequeños puedan realizar alguna tarea doméstica o brindar algún servicio a vecinos a cambio de una remuneración económica más que nada simbólica. Es importante que desde pequeños conozcan el valor del dinero y aprendan a tener buenos hábitos económicos que los lleven a tener hábitos económicos sanos cuando sean adultos.

Si bien las acciones para erradicar el trabajo infantil son globales y en su mayoría requieren ser ejecutadas por los gobiernos y Estados, como ciudadanos podemos poner nuestro granito de arena denunciando esto a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Si conoces de algún caso en el que algún niño sea forzado a trabajar, puedes enviar un correo a mexicosintrabajoinfantil@stps.gob.mx.